Lobo Fino de Guadalupe (Arctocephalus townsendi)


Es un pinnípedo de tamaño mediano con una notable diferenciación sexual. Los machos tienen un pelaje que varía de pardo oscuro a café grisáceo, presenta diferencias individuales tanto en el color como en el patrón del mismo. El cuerpo es desproporcionado, tiene una región torácica corpulenta que se adelgaza hacia la región posterior del cuerpo. Una de las características de representativas de la especie, y principalmente de los machos es un hocico muy alargado con nariz puntiaguda. En cuanto a las hembras, su cuerpo tiene proporciones más uniformes con una cabeza más redondeada y hocico menos alargado, además, tiene una coloración más clara con tonos dorados.

Esta especie es endémica de isla Guadalupe, generalmente se le encuentra en toda la isla, principalmente en playas rocosas, pero su mayor distribución es en toda la costa Este, dado que existe un sinnúmero de cuevas al nivel del mar, en donde pueden refugiarse. Su ciclo reproductivo es anual y la reproducción se da en el verano cuando se forman agregaciones definidas cuidadosamente por machos que compiten por las hembras, cada macho puede contener de 8 a 12 hembras en su territorio. Las crías nacen entre junio y julio después de una gestación de 11 meses. Las hembras ovulan y copulan entre siete a diez días después del parto. El periodo de amamantamiento inicia en agosto y se extiende por un año. Su dieta se compone principalmente de moluscos, calamares y peces. Este Pinnípedo se encuentra enlistada en al NOM-059-SEMARNAT-2010, como especie en Peligro de Extinción.

Esta especie de Pinnípedo es endémica de RB Isla Guadalupe.

Esta especie de Pinnípedo es   endémica de RB Isla Guadalupe.   Fotografía: Antonio Romero.               Archivo CONANP.

 

Las hembras paren una sola cría cada años, a la cual alimentan durante casi un año, hasta el momento en que son independientes para valerse por si mismas.

Hembra de Lobo Fino                    alimentando a su cría.            Fotografía: Antonio Romero.              Archivo CONANP.

 

En la RB Isla Guadalupe las crías de Lobo Fino encuentran refugio entre las rocas mientras sus madres están buscando alimento en alta mar.

Crías de Lobo Fino de Guadalupe                              (Arctocephalus townsendi).                         Fotografía Antonio Romero. Archivo                                         CONANP.

 

En la Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe se encuentra la mayor colonia reproductiva.

Juveniles de Lobo Fino de Guadalupe (Arctocephalus townsendi) jugando en aguas de      isla Guadalupe. Fotografía: Antonio Romero.                     Archivo CONANP.

 

Durante la época de crianza, los cachorros se reunen en pequeñas lagunas que se crean gracias a la conformación rocosa de las playas, donde se resguardan mientras las madres se dedican a buscar alimento en el mar.

Guardería de cachorros de Lobo Fino de                  Guadalupe en la Reserva.Fotografía: Antonio                     Romero. Archivo CONANP.

 

IMG_5718

Cría de Lobo Fino de Guadalupe. Fotografía: Nadia Sachenka. Archivo CONANP

Acciones de conservación:

A través del Programa de Monitoreo Biológico de Pinnípedos en la Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe, se realizan evaluaciones del estado de salud y el censo de las colonias de lobo fino de Guadalupe, esto permite la toma de datos para determinar el estado actual de la colonia, así como de los factores ambientales y ecológicos que comprometan el crecimiento poblacional de estaespecie.

Gracias al esfuerzo del monitoreo de 2015, se estima que la cantidad de lobo fino de Guadalupe es mas de 20,000. Adicionalmente, a 298 CRÍAS lobos se les colocaron etiquetas plásticas numeradas con la finalidad de dar seguimiento a sus historias de vida.

Desde el 2014, se han etiquetado aproximadamente 600 crías de este pinnípedo con el objetivo que se tenga registro de su historia de vida, asi como poder identificarlos si se les llega a encontrar en regiones fuera de la Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe.

Cría de Lobo Fino con etiqueta plástica              numerada. Fotografía: Isai Barba Acuña.                                  Archivo CONANP.

 

IMG_6994

Cría de Lobo Fino de Guadalupe con etiqueta plástica reposando al Sol. Fotografía: Erendira                     Valle. Archivo CONANP