Region


En RB Isla Guadalupe el clima es intensamente influenciado por la Corriente de California, con presencia de vientos fríos, niebla y precipitaciones en invierno; es de tipo mediterráneo, el cual se caracteriza por lluvias en invierno y veranos secos. Como en todo el litoral occidental de Baja California., el clima es desértico a templado-seco.

En ocasiones, las tormentas tropicales del Sur pueden traer lluvia a la región entre agosto y octubre.

Los principales factores climáticos determinantes son: a) el centro de alta presión del Pacífico Norte, b) los alisios del Noreste, c) ciclones pasajeros, d) anticiclones de altas latitudes y e) la migración del cinturón de calmas ecuatoriales con las estaciones del año. Aunque por las dimensiones de la Isla, también se presentan microclimas en zonas específicas.

El fenómeno meteorológico-oceanográfico El Niño ( ENSO por sus siglas en inglés: El Niño Southern Oscillation); afecta los ecosistemas de la Reserva. En estos periodos no se da el rompimiento de la termoclina, la temperatura es mucho mayor y la productividad disminuye drásticamente.

Durante los eventos de variabilidad interanual relacionados con El Niño, se reduce la migración y expansión del centro de alta presión. Esto favorece la generación de anomalías de viento sobre la mayor parte del Pacífico Oriental y facilita la intrusión de aguas meridionales (tropical y subtropicales) hacia las costas de Baja California y California.

Isla Guadalupe y las demás Islas del Pacífico en Baja California varían ampliamente en tamaño y distancia a la costa. La teoría de la adaptación biogeográfica de las islas explica muchas de las variaciones en el número total de especies y número de especies endémicas que ocurren en ellas en función de estos dos factores. Además, varían en topografía, clima y geología, los cuales tienen efectos importantes sobre la diversidad de especies y el grado de endemismo. Las evidencias fósiles sugieren que muchas de éstas son especies relictas, comunes alguna vez en el continente y ahora restringidas a las islas.

Ecosistemas

En lo que concierne a la zona terrestre, la introducción de especies exóticas ha implicado la competencia y el desplazamiento en contra de las especies endémicas y nativas. Las acciones realizadas para la erradicación de la fauna exótica han sido la base para que los ecosistemas relictos comiencen a restaurarse. En cuanto a la zona marina, existe una gran biodiversidad, mucha aún desconocida, la cual es necesario describir, monitorear e investigar.